Los Jóvenes Hoy

Jvenes_hoyEn el mundo del liderazgo, el liderar a jóvenes merece un punto y aparte. Liderar a jóvenes hoy en día ha cambiado, es diferente, y el liderazgo que nosotros seguimos a esa edad, ya no puede ser el mismo que ellos siguen ahora, simplemente ya no funciona.

Cada generación tiene su carga de complejidad por el simple hecho de ser jóvenes, pero también, cada generación trae particularidades que las separan de cualquier otra. La generación con la que estamos lidiando ahora es una generación de jóvenes mejor preparada, informada y educada. Las comunicaciones están en sus manos y el ser protagonista, no espectador, es lo que rige su vida en todos los aspectos. Antes, un líder señalaba el camino y lo seguías, hoy, con los jóvenes, eso no basta, ahora, la posición de un líder que de verdad influye en sus vidas es al lado de ellos. No adelante, no atrás, sino a un lado de ellos. No harán caso a alguien que está al frente y sólo pueden ver sus espaldas, pero ni respetarán a alguien que se pone detrás de ellos y sólo los empuja.

Los jóvenes piden a líderes que caminen a su lado, porque es ahí donde es fácil ponerles una mano en su hombro cuando lo necesitan, decirles de cerca el consejo que piden, y sujetarlos del brazo cuando tropiezan. Las plataformas ya no impresionan, los grandes discursos ya son cotidianos, tus logros no son los suyos y no les conciernen, pero saber que hay alguien de más experiencia que en verdad se interesa por ellos, eso sí impacta sus vidas, a esa persona sí escuchan, por esa persona sí se dejarán liderar.

Si de alguna forma tienes el privilegio de estar liderando jóvenes, aquí te paso tan sólo 4 consejos que seguramente te ayudarán a tener mayor influencia en ellos.

1.- Afirma, afirma, afirma.

Jvenes_hoy_1Esto no es ningún secreto: Todo joven necesita afirmación. La misma sobrecomunicación que están viviendo los expone más a comparaciones y competencia en todos los aspectos, siendo el sentimiento predominante la decepción. Apuntar sus aciertos, ayudarles a encontrar sus fuertes, aplaudir sus logros y apoyarlos en sus metas es algo que no reciben todos los días; si tú lo haces, ten por seguro que marcarás una diferencia en sus vidas.

2.- No les digas qué hacer.

Esto puede sonar extraño, pero es una realidad. A los jóvenes los puedes guiar, sugerirles, aconsejarles… eso es todo lo que necesitan oír. Si les dices lo que tienen que hacer o lo que no tienen que hacer, instintivamente harán lo opuesto o simplemente cerrarán sus oídos a ti.
Jvenes_hoy_2Ellos quieren tomar sus propias decisiones, experimentar por ellos mismos y asumir sus consecuencias. Lo que te recomiendo hacer es ayudarles a llegar a tomar la mejor decisión; toma el tiempo para platicar con ellos, hazles preguntas, plantéales diferentes escenarios, y al final, que ellos elijan.

3.- Siempre quédate cerca.

Este punto tiene mucho que ver con el anterior. Ya que los jóvenes han tomado sus decisiones, quédate cerca de ellos, siempre, porque ya sea que te necesiten para ayudarles a levantarse de su mala decisión, o que necesiten a quien abrazar para celebrar su triunfo, es bueno que estés ahí para ellos. Además, los jóvenes buscan un líder con quien compartir su vida, y no a un súper héroe que simplemente llegue en los momentos difíciles para salvarlos y luego se vayan. No, los jóvenes de ahora necesitan gente cerca de ellos, sólo así cambiaremos su vida.

4.- Sé claro, directo y firme.

Jvenes_hoy_3El no decirles qué hacer no es un permiso para nuca decirles sus verdades. Algo que yo veo como una ventaja en esta generación llena de comunicación, es que es más fácil llegar a ellos, sin rodeos o discursos que los marean. Con los jóvenes de ahora podemos/debemos ser claros, decirles exactamente lo que queremos decirles sin tener que disfrazar nada; directos, entre menos vueltas le demos al asunto más nos entenderán, su capacidad de atención es corta, así que no lo desperdiciemos, diles lo  que les tienes que decir directamente. Y sé firme; los jóvenes admiran la seguridad, y aunque puedes transmitir con cariño y afirmación, un “no” es un “no” y un “sí” es un “sí”. Créeme, ellos te agradecerán tu firmeza. Lo necesitan, y aunque no lo creas, lo piden.

Estos son sólo 4 consejos que quería compartir contigo hoy. Obviamente hay miles de cosas que podríamos hablar del tema, pero si pones en práctica tan sólo estos cuatro puntos, puedo asegurarte un cambio positivo en tu liderazgo con los jóvenes. Mi púnico deseo es que haya más y mejores líderes que puedan apoyar a la generación de hoy. Con gusto me gustaría recibir tus comentarios Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Bendiciones.

Juan Carlos "REX" García